LA FLOR DE HAMAMELIS

La flor de Hamamelis es conocida por su poder astringente y antioxidante, cierra los poros dilatados y proporciona un efecto tensor de la piel.

Favorece la microcirculación facial, estimula el drenaje de líquido acumulado, lo que hace que sea un activo ideal en cosmética para tratar el edema en bolsas y ojeras consiguiendo un efecto descongestionante.

El hidrolato de Hamamelis tiene una acción venotónica, antiinflamatoria y antioxidante. Inhibe la despolimerización del ácido hialurónico provocando la contracción de la túnica muscular de las venas, todo ello hace que sea un activo adecuado también en el tratamiento se afecciones cutáneas que tengan un origen inflamatorio venoso, como puede ser la rosácea y la cuperosis.
Pero también es muy adecuado para el tratamiento de varices, hemorroides e irritabilidad cutánea.

En nuestra Crema de día Mousse Lift H2 Bio, el Hidrolato de Hamamelis es el principal principio activo, una fórmula que crea sinergias con activos como el Palo de Rosa, el Geranio y el Incienso para conseguir una crema de tratamiento muy potente y con un amplio espectro terapéutico.