FITOTERAPIA EN EL EMBARAZO Y LACTANCIA

La atención al paciente pediátrico debe tenerse en cuenta desde su gestación por lo que resulta de suma importancia la atención de la madre que, por otro lado, y a falta de la posibilidad en muchos casos de hacer uso de los medicamentos utilizados convencionalmente, podrá beneficiarse de ciertas plantas medicinales para los trastornos de salud menores.

Sin embargo, no todas las drogas vegetales pueden utilizarse en el embarazo, por diversos motivos. La falta de experimentación concreta en este grupo de población es causa de que, para muchas drogas, las monografías desaconsejen su uso simplemente por falta de datos, aun para aquellas en las que el largo uso tradicional o algunos estudios avalen un uso seguro.

Desde el primer trimestre del embarazo, concurren en el organismo de la mujer cambios físicos importantes debido a los requerimientos de adaptación al nuevo estado y al desarrollo del feto.

Los cambios son progresivos, pero empiezan ya a producirse en el primer trimestre. Los cambios fisiológicos conllevan, asimismo, alteraciones farmacocinéticas que repercuten en la eficacia y seguridad tanto de medicamentos de síntesis como de fitoterápicos, y pueden modificar en mayor o menor medida la absorción, distribución y eliminación de los medicamentos, produciéndose también alteraciones en el metabolismo hepático de las sustancias activas.

Todas estas variaciones fisiológicas y farmacocinéticas son las que influyen en que una droga o sustancia vegetal o los productos que la contengan puedan ser aptos o no para su administración en el embarazo.

 

ACEITES ESENCIALES PERMITIDOS DURANTE TODO EL EMBARAZO:

  • Aceite esencial de bergamota

  • Aceite esencial de cardamomo

  • Aceite esencial de limón

  • Aceite esencial de enebro

  • Aceite esencial de lavanda angustifolia

  • Aceite esencial de mejorana

  • Aceite esencial de mirto

  • Aceite esencial de azahar

  • Aceite esencial de rosa

  • Aceite esencial de verbena

  • Aceite esencial de naranja

  • Aceite esencial de sándalo

 ACEITES ESENCIALES PROHIBIDOS DURANTE TODO EL EMBARAZO:

  • Aceite esencial de salvia officinalis

  • Aceite esencial de cedro

  • Aceite esencial de romero tipo alcanfor

  • Aceite esencial de hisopo

  • Aceite esencial de menta piperita

  • Aceite esencial de poleo

  • Aceite esencial de clavo

  • Aceite esencial de tomillo

  • Aceite esencial de canela cassia

  • Aceite esencial de canela corteza

  • Aceite esencial de palmarosa

  • Aceite esencial de orégano

  • Aceite esencial de menta piperita

  • Aceite esencial de alcanfor

PLANTAS CONTRAINDICADAS EN EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA:

Lúpulo, estróbilo (Humulus lupulus L.). Aunque no se conoce con exactitud la relevancia clínica de su acción estrogénica (demostrada in vitro para la 8-prenilnaringenina), como precaución, se desaconseja su uso.

• Salvia, aceite esencial puro (Salvia officinalis L.). Debido a la presencia de tuyona, no se recomienda el uso del aceite esencial puro y de los extractos alcohólicos, por su efecto neurotóxico (aunque este solo se ha demostrado con dosis elevadas, equivalentes a 15 g de droga, o en tratamientos prolongados).

Ruda, sumidad florida (Ruta graveolens L.). La metilnonilcetona contenida en el aceite esencial tiene, in vitro, un efecto estimulante sobre la fibra muscular uterina, por lo que puede ser abortiva. La ruda se ha empleado como abortiva (en dosis cercanas a la toxicidad).

 EN CONCLUSION

• Se posee muy poca información experimental sobre la eficacia y seguridad de las medicaciones, incluida la fitoterapia, durante el embarazo y la lactancia. Por ello, como precaución, se tiende a evitar el uso de tratamientos farmacológicos en estas etapas, usarse con prudencia y, si es preciso, bajo supervisión médica.

 🤰En cada producto de nuestra web hemos incorporado una guía iconográfica indicando cuáles de ellos son aptos durante el embarazo y lactancia.